Creando tu propia web

¿Pensando en crear una web? ¿Y qué sabes del dominio?

Cada vez son más las personas que se animan a crear su propia página web personal, e incluso a crear una tienda online con la que ganarse unos ahorros extra al mes. Para ello lo primero que tienen que hacer es conseguir un dominio, pero no todo el mundo sabe cómo hacerlo.

De forma que para no empezar la casa por el tejado, antes de intentar pensar en el sitio en sí, lo mejor es informarse bien acerca de cómo se pueden registrar dominios. No hay que olvidar en ningún momento que se trata de un paso previo especialmente importante, además de necesario, a la hora de crear el sitio.

¿En qué consiste exactamente eso del dominio?

Antes que nada, hay que tener claro qué es exactamente un dominio. Pues bien, se trata del nombre exclusivo que se asigna a una página web, y que permite identificar y traducir la dirección IP. Esto facilita la posibilidad de encontrar el sitio en Internet. Pero para que este sea visible, debe contar con otros elementos aparte del propio dominio: el hosting y el servidor.

En tanto que el dominio es el nombre de la página, el alojamiento es el lugar en que esta se encuentra almacenada. Ambos conceptos están muy ligados entre sí, lo cual hace fundamental saber diferenciarlos. Una vez que se va a registrar un dominio, hay que tener en cuenta que se necesita contratar un hosting para que el sitio sea visible en el futuro.

Conoce el proceso de contratar un hosting

De forma que a la hora de saber cómo registrar dominios, es muy importante conocer el proceso para contratar un hosting. Este no tiene que ir necesariamente incluido, y no todas las empresas de registro lo ofrecen.

Además, el servidor es donde se encuentra el espacio de alojamiento. El dominio se dirige a un servidor DNS, y se relacionan entre ellos a través de direcciones IP. Cuando se asigna una IP al dominio, se puede visualizar la página escribiendo en el navegador el nombre que se ha escogido.

¿Qué tipos de dominio se pueden registrar?

Existen distintos tipos de dominios, así que para registrar uno, habrá que recurrir en primer lugar a la categoría correcta. Un grupo de dominios son los genéricos, internacionales o globales, que tendrán terminaciones formadas por tres letras como: .com, .org, o .net.

Por otro lado se encuentran los dominios territoriales o geográficos, que son los dominios que mantiene cada país. Estos suelen ser utilizados por organizaciones y empresas que desean posicionarse en un país determinado. Resultan muy fáciles de identificar, ya que sus terminaciones tan solo contienen dos letras. En España, los dominios territoriales están regulados por unas normas mucho más estrictas que en el caso de los dominios genéricos.

Finalmente, un tercer grupo está conformado por los dominios de tercer nivel. Estos son aquellos que aunque tienen el mismo fin que los dominios genéricos, también tienen una identidad territorial. Sería el caso por ejemplo de un dominio .com.es.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *